5 mitos románticos sobre la infidelidad

Actualizado: 15 de oct de 2020

La Infidelidad puede sacar de balance a cualquier persona, es un evento que nos hace sentir traicionad@s, engañad@s y que además de llevarse la confianza en el otr@ se lleva de paso nuestra autoconfianza y nuestra autoestima.



Pero ¿Realmente la infidelidad es como la pintan?

En mi camino investigando este tema desde 2003 he descubierto que en la #infidelidad hay mucho más de lo que se dice abiertamente, y como no es mi intención marearte con citas y términos científicos (al final te dejó más información), te invito a qué me acompañes a recorrer 5 mitos románticos muy comunes asociados a la infidelidad (que pueden ser los principales causantes de qué no la superemos cuando nos ocurre).


Mito #1. La infidelidad no debe ocurrir

Si bien la infidelidad no es permitida abiertamente en nuestra sociedad y se tiene la creencia o expectativa común de que nuestra #pareja es "exclusivamente para nosotr@s", múltiples estudios demuestran que existe una marcada tendencia a buscar relaciones sexuales fuera de la pareja en prácticamente todas las sociedades (tanto de hombres como de mujeres).


Existen también múltiples investigaciones de renombre que obtuvieron que entre el 30 y el 60% de sus participantes habían sido infieles al menos en una ocasión a su pareja formal, es decir, prácticamente la mitad.


Entonces, pareciera que ese "no debe ocurrir" es más bien lo que ocurre, sobre todo si contemplamos que al ser un tema Tabú, es probable que algunas personas infieles no lo hayan confesado aún.


Mito #2. La infidelidad en caso de ocurrir se debe ocultar

Cómo en muchas otras de las situaciones difíciles de la vida, se nos ha enseñado que ocultar el "problema" bajo la cama es la mejor solución, así como dice el dicho "ojos que no ven, corazón que no siente" y estaría muy bien, de no ser porque si no lo ves, no podrás hacer nada al respecto.


Hacer "como que no vemos" solo perpetuará la situación, dejando que probablemente se incremente y nos cause un mayor dolor.


Mito # 3. La infidelidad descubierta significa fracaso y ruptura

Si es algo tan terrible, que no debe ocurrir (mito #1) y que por ser tan horrible se debe ocultar (mito #2), entonces si la descubrimos, debemos terminar la relación y asumir que hemos fracasado como pareja (y tal vez, incluso como persona) ¿Cierto? Pues NOOOOOO!


Como ya vimos la infidelidad es muy común, hay autores que incluso plantean que es parte de nuestra naturaleza evolutiva porque ayuda a nuestros genes a "variar y trascender a la próxima generación" y si bien, implica una sacudida a la relación, esto no implica fracaso y ruptura.


De hecho, existe amplia evidencia de que las parejas que acuden a terapia de pareja, pueden mejorar su relación, ser más felices y finalizar el proceso terapéutico más enamorad@s de lo que se encontraban antes de la infidelidad ¿Qué tal, eh?


Mito #4. Si hay infidelidad hay un "culpable" y una "víctima"

Así como en los mitos anteriores hemos aprendido que hay "culpables" e "inocentes" y al menos, en lo que a #cuernos se refiere, estos términos no aplican, es más, son perjudiciales para las personas involucradas.


Con esto no quiero decir que no hay responsabilidad, no me malentiendas, más bien me refiero a qué adjudicarse la etiqueta de víctima o victimario en nada ayudará a mejorar la interacción, a sanar esa herida y a seguir adelante, por el contrario, acrecentará los sentimientos de enojo, resentimiento, ira, odio, etc, etc, etc. atrapando a las personas involucradas en un círculo vicioso, incluso si la relación ya terminó. Imaginate 20 años después cargando el odio por tu primer novi@ infiel ¿Qué flojera no?


Ojo! En ocasiones necesitaremos ayudarnos de un profesional para no adoptar (o para soltar) estos papeles tan perjudiciales, tampoco es tan fácil como se lee, je je.


Mito #5. Si terminé mi relación por infidelidad, he perdido a mi media naranja

Cuando creemos que hemos elegido a la pareja que de alguna manera teníamos predestinada por poderes ancestrales, que era la única, la mejor, la excepcional elección, y que al perderla (porque terminamos con esa persona o "nos dejó" por irse con otr@) hemos perdido nuestra única oportunidad de ser felices, llega Angélica a decirnos que siempre no.


Si bien, hay personas con las que congeniamos más o nos llevamos mejor, sería una falsedad pensar que entre 7700 millones de personas (o sea 7,700, 000, 000) solo hay una que alborotará nuestra química cerebral de tal forma que nos sintamos enamorad@s.


Esto no quiere decir que no va a doler (un ratito) y que no le vamos a extrañar (otro ratito), pero sí quiere decir, que hay alguien más allá afuera que nos moverá el tapete y que gustosamente tendrá una relación de pareja con nosotr@s, peeeeeeeeero, si estamos concentrando nuestra energía en el o la "EX" ¿Cómo le vamos a encontrar?

Cuéntame ¿Que opinas? ¿Te identificaste con alguno de los mitos? ¿Cuál otro crees que exista?


Sígueme para más artículos, acá te dejó algunos de los libros en que he escrito capítulos de infidelidad.


Si requieres más apoyo no dudes en pedir una sesión de consultoría o terapia.






154 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo