Suicidio: romper mitos para salvar vidas

Emmanuel Montiel Rojas

[…] el hecho mismo de saber que somos seres que moriremos en algún momento, y que tenemos noción de ello, nos impulsa al conocimiento y cuestionamiento sobre el mundo. Moriremos, eso lo sabemos y si lo analizamos con cuidado podremos decir que es patético.

Mauricio Ortega González (2018, p. 135).



Seguramente habrás escuchado en las noticias sobre la #muerte de alguna celebridad, de alguna persona debido a un accidente, al charlar con algún vecino o vecina sobre la #pérdida de algún conocido, en redes sociales o incluso como tema de conversación en la familia. Pero, ¿Qué sucede cuando alguna de esas noticias o conversaciones trata de un caso de #suicidio? ¿Cuántas veces nos hemos detenido a pensar sobre aquellas muertes en las que las personas fallecidas tomaron la decisión de terminar con su vida? Los motivos que llevaron a estas personas, las razones, las circunstancias, pueden no parecernos congruentes… al menos desde lo que sabemos, desde lo que vivimos, desde lo que nos han dicho.


Se nos educa para considerar a la muerte y al suicidio como temas de los que “no debe hablarse” por aquello de que las niñas y los niños “no deben escuchar sobre eso”, o porque al hablarlo “se incite a hacerlo”. Este “halo de secrecía” ha dificultado comprender aquello que implica el suicidio, así como para hacerle frente con mesura en una realidad en la que cada día va ganando terreno entre las generaciones más jóvenes. De ahí que sea necesario abordarlo con la misma trascendencia con la que se habla de otros aspectos de la salud mental como la #autoestima, el amor propio o la validación.


Entre los diversos factores relacionados con el suicidio, nos centraremos en esta ocasión en la parte sociocultural que encuadra a los #mitos sobre el suicidio y que llegan a limitar nuestra comprensión sobre este. A continuación te presentamos 7 mitos que se han formado en torno al suicidio son:


1. Quien quiere suicidarse no lo dice. La realidad es que las personas con ideación e intención suicida, lo hablan, lo expresan en la oportunidad que tienen, y se enfrentan al temor e invalidación de otras y otros sobre sus pensamientos, sus emociones, o sobre cómo se ven y se imaginan a sí mismos.

2. La persona que se suicida es cobarde. En realidad, la persona sufre tanto que considera morir como una opción para acabar con ese sufrimiento.

3. Hablar sobre el suicidio con una persona que está en riesgo puede incitarle a que lo lleve a cabo. La realidad es que, hablar sobre el suicidio reduce el riesgo de realizarlo, incluso facilita a la persona tomar consciencia sobre sus propósitos y necesidades.

4. Quien se suicida es valiente; si no lo logra, es débil y fracasado. Lo cierto es que este tipo de discursos romantiza, glorifica e induce a realizar la conducta por imitación y validación.

5. Quien se suicida, desea morirse. Este mito encubre la ambivalencia de la persona entre vivir si hay algo por lo que vale la pena vivir, y no vivir si las cosas continúan de la misma manera.

6. Solo las personas adultas se suicidan. No sólo estas personas, también niñas, niños, adolescentes y adultos jóvenes; lo que se promueve con este mito es evadir una realidad que cada día se presenta con mayor frecuencia.

7. Si retas a la persona a suicidarse no lo hará. Este mito, implica una falta de responsabilidad por parte de quien la dice, pues la persona que está considerando suicidarse, se encuentra en una situación de vulnerabilidad y riesgo, de la que no es válido aprovechar.


Una persona que quiere suicidarse, puede estar expresando comportamientos relacionados con desesperanza sobre el futuro, tristeza profunda (relacionada con la depresión), ideas de suicidio, expresando sobre cómo le gustaría morir si tuviera que tomar la decisión de suicidarse, dejando notas de despedida, regalando sus pertenencias más valiosas, consumiendo en exceso alcohol, drogas u otras sustancias adictivas, o mostrando cambios en el apetito y el sueño.


Sobre las acciones que podemos emprender para prevenirlo, implicarán escuchar y observar lo que otra persona nos platica sobre sí mismx o sobre su vida, eso hará más sencillo comprenderle y apoyarle para facilitarle calidad de vida, un ambiente de comprensión, apoyo y protección, o para como afirma Marsha Linehan “construir una vida que valga la pena vivirse”.


Si conoces a alguien que esté cursando por una situación de tentativa suicida, tenga ideas de suicidio o, al leer este artículo, viene a tu mente la necesidad de hablarlo y profundizarlo, acércate con un especialista para recibir orientación sobre qué hacer para romper con los mitos sobre el suicidio, y contribuyas a construir un contexto que logre salvar vidas.


#suicidio #mitos #saludmental #prevencióndelsuicidio #psicoterapia


Emmanuel Montiel Rojas es Psicólogo y Maestro en Ciencias Biomédicas y de la Salud por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). Diplomado en Terapia Cognitivo Conductual por la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Experto en personalidad, depresión, conducta suicida, familias y educación y colaborador de Good Life Terapia. Si deseas agendar una cita con él puedes contactarnos en el Whatsapp 7714354421.

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo